periquito.es.

periquito.es.

Entrenando a tu periquito desde cero

Introducción

Los periquitos son aves populares como mascotas debido a su inteligencia, hermosas plumas y personalidades encantadoras. Son compañeros leales y amigables, pero también pueden ser bastante exigentes. Entrenar a un periquito desde cero puede ser una tarea desafiante pero gratificante, ya que no solo fortalecerá el vínculo con tu mascota sino que también lo ayudará a desarrollar habilidades importantes, como la comunicación y la capacidad de aprendizaje.

Encontrar el periquito adecuado

Antes de comenzar el proceso de entrenamiento, es importante encontrar el periquito adecuado. Muchas tiendas de mascotas venden periquitos, pero es mejor buscar un criador de buena reputación. Siempre debes elegir un periquito joven (de 3 a 6 meses) que esté alerta y activo. Busca un ave que no tenga secreciones nasales o de los ojos y que tenga plumas limpias y suaves.

Preparación del hogar para el periquito

Es vital preparar el hogar para el periquito antes de traerlo. Este proceso implica la elección de la jaula adecuada, la selección de los juguetes correctos y la creación del ambiente adecuado. La jaula debe ser lo suficientemente grande como para permitir el vuelo y el aterrizaje fácil para el ave. Los juguetes también son importantes para mantener a tu periquito activo y distraído. Asegúrate de proporcionar una selección de juguetes como perchas, oscilaciones y espejos. El ambiente adecuado debe incluir una alimentación equilibrada, agua fresca y un espacio cómodo para dormir. El entrenamiento de un periquito es un proceso gradual que se puede dividir en varias etapas. A continuación, detallamos pasos clave en el proceso de entrenamiento:

1. Establecer una rutina

Para que un periquito se sienta seguro y feliz en su hogar, es importante establecer una rutina diaria. Crea un horario regular para alimentar a tu periquito, cambiar el agua y limpiar la jaula. Trata de mantener el horario lo más consistente posible y trabajarlo en los hábitos del ave.

2. Acostumbrar al periquito a tu presencia

Los periquitos son gregarios por naturaleza y, por lo tanto, aprecian la compañía de los humanos. Comienza presentándote al periquito y hablándole suavemente para que se acostumbre a tu presencia. Trata de no acercarte demasiado rápido y deja que el ave se acerque a ti en su propio tiempo.

3. Entrena el canto y la comunicación

Los periquitos son conocidos por su capacidad de hablar y cantar. Para entrenar a tu periquito para hacer ambas cosas, comienza cantándole canciones simples y hablándole regularmente. A medida que el periquito se vuelve más cómodo, puedes comenzar a enseñarle palabras y frases. Para animar al periquito a hablar y cantar, también puedes reproducir grabaciones de otros periquitos cantando.

4. Enseñándole a comer en tu mano

Una vez que el periquito se ha acostumbrado a tu presencia, puedes comenzar a entrenarlo para que se sienta cómodo alrededor de tus manos. Una forma útil de lograr esto es entrenar al periquito para que coma en tu mano. Coloca un poco de comida en tu mano y mantén la mano quieta cerca del ave para que pueda tomar la comida. Esto también es útil para acostumbrar al ave a tus manos antes de comenzar a entrenarla para que salga de la jaula.

5. Salidas de la jaula

Una vez que tu periquito se sienta cómodo alimentándose de tu mano, puedes comenzar a entrenar al ave para que salga de la jaula. Comienza abriendo la puerta de la jaula y animando al periquito a salir. Si el ave es reacia a salir, intenta colocar un juguete o un trozo de comida fuera de la jaula para atraerlo. Una vez que el ave salga, asegúrate de tener una zona segura y libre de peligros para que el periquito vuele y juegue.

6. Entrenando a tu periquito para que vuele hacia ti

Una vez que el periquito está cómodo saliendo de la jaula, puedes comenzar a entrenarlo para que vuele hacia ti. Para hacer esto, coloca un juguete o un trozo de comida, a una distancia corta de ti. A medida que el periquito se acerca a la comida, trata de animarlo a que vuele hacia ti. Cuando el periquito aterrice en tu brazo o hombro, recompénzalo con un pedacito de comida o una caricia.

Conclusión

Al seguir estos pasos y tener paciencia y consistencia en el entrenamiento, cualquier persona puede entrenar a su periquito desde cero. No hay que olvidar que los periquitos son animales inteligentes y amistosos que aprecian la atención y el amor de sus dueños. Al entrenar a tu periquito, estás no solo mejorando su vida sino también la tuya.