periquito.es.

periquito.es.

Cómo enseñar a tu periquito a sentarse en tu hombro

Cómo enseñar a tu periquito a sentarse en tu hombro

Introducción

Los periquitos son una de las aves más populares como mascotas, debido a su tamaño, fácil cuidado y docilidad. Sin embargo, a pesar de ser pequeños, pueden aprender varios trucos y hábitos interesantes, como sentarse en tu hombro. En este artículo, te enseñaremos cómo entrenar a tu periquito para que se siente cómodo en tu hombro y puedas disfrutar de su compañía de una manera más cercana.

Paso 1: Ganar la confianza del periquito

Antes de comenzar a entrenar a tu periquito, es importante que ganes su confianza. Esto se puede hacer pasando tiempo con él, hablando suavemente, ofreciendo golosinas y juguetes y asegurándote de que su jaula y su ambiente estén limpios y sean cómodos. Asegúrate de que tu periquito se sienta seguro en tu presencia antes de comenzar el entrenamiento.

Paso 2: Acostumbrar al periquito a la presencia de tu hombro

Una vez que tu periquito confía en ti, el siguiente paso es acostumbrarlo a la presencia de tu hombro. Puedes hacer esto colocándolo cerca de tu hombro mientras estás sentado y hablándole con cariño. Si tu periquito parece asustarse o agitarse, no lo obligues a permanecer cerca de tu hombro. Si necesita alejarse, permítele hacerlo.

Consejo:

Trata de mantener una postura relajada, evita hacer movimientos bruscos y habla suavemente para que no asustes a tu periquito.

Paso 3: Ofrecer un punto de apoyo

Una vez que tu periquito está cómodo con tu presencia y la presencia de tu hombro, puedes comenzar a ofrecerle un punto de apoyo para que se siente en él. Puedes ofrecer un dedo o un palo pequeño de entrenamiento para que el periquito se siente y se acostumbre a estar en tu hombro.

Consejo:

Asegúrate de que el dedo o el palo de entrenamiento estén bien limpios antes de ofrecérselo a tu periquito.

Paso 4: Alienta a tu periquito a caminar

Una vez que el periquito esté cómodo sentado en el punto de apoyo, puedes comenzar a alentarle a caminar. Puedes hacer esto ofreciendo pequeñas golosinas o moviendo su juguete favorito de un lado a otro para que el periquito se sienta atraído y camine por tu hombro.

Consejo:

Si tu periquito se niega a caminar, no lo obligues a hacerlo. Puede que aún no se sienta cómodo con la idea, por lo que necesitará más tiempo para acostumbrarse.

Paso 5: Repite el entrenamiento

Una vez que tu periquito haya caminado varias veces sobre tu hombro, repite el entrenamiento diariamente para que se sienta más cómodo y adquiera confianza. Asegúrate de que su jaula y su ambiente sean seguros e investiga sobre la alimentación adecuada para que esté saludable y feliz.

Conclusión

Entrenar a tu periquito para que se siente en tu hombro requiere paciencia y dedicación, pero los resultados pueden ser gratificantes. Al seguir estos pasos, podrás acercarte más a tu periquito y disfrutar de su plena compañía. Recuerda siempre respetar los límites y la comodidad de tu periquito para que esté relajado y feliz. ¡Buena suerte!