periquito.es.

periquito.es.

¿Cómo cuidar de periquitos bebés?

¿Cómo cuidar de periquitos bebés?

Introducción

Los periquitos son unas aves muy populares como mascotas debido a su tamaño compacto, su fácil cuidado y su capacidad para socializarse con los seres humanos. Si eres un dueño orgulloso de un par de periquitos, es posible que en algún momento decidas criarlos. Sin embargo, criar periquitos bebés puede ser un desafío si no se sabe cómo cuidarlos adecuadamente. En este artículo te proporcionaremos todo lo que necesitas saber para cuidar de periquitos bebés exitosamente.

Preparándose para criar periquitos bebés

Antes de empezar a criar periquitos bebés, es importante que te asegures de que ambos padres estén saludables y en buenas condiciones. Debes llevar a tu periquito hembra al veterinario para que le hagan un examen físico para asegurarte de que no tenga ninguna enfermedad o problema de salud que pueda afectar la salud de sus crías. Además, es importante que proporciones a los padres comida nutritiva y agua fresca para que estén en su mejor condición.

Seleccionando una caja nido

Es necesario proporcionar a los periquitos un lugar adecuado para anidar. Una caja nido es el lugar ideal donde criarán a sus crías. La caja nido debe ser espaciosa, de unos 30cm x 30cm y al menos 40cm de altura. Además, debe tener una entrada pequeña en la parte frontal de aproximadamente 7,5cm, para evitar que los polluelos caigan y para que los padres puedan entrar y salir cómodamente.

Colocando la caja nido

La caja nido debe ser colocada sobre el suelo de la jaula, de forma que los padres puedan subir y bajar fácilmente. Debes asegurarte de que la jaula esté en un lugar tranquilo y alejado de cualquier ruido fuerte o lugares donde haya mucho tráfico de personas. Esto garantizará que los padres se sientan seguros y no se estresen durante el proceso de anidación.

Preparando el material de anidación

Es necesario proporcionar materiales suaves y cómodos dentro de la caja nido para que los padres puedan hacer su nido. Puedes proporcionar virutas de madera, paja y hojas sueltas. También puedes utilizar papel higiénico o papel de cocina, pero debes asegurarte de que no esté pintado ni contenga químicos que puedan ser perjudiciales para los polluelos.

Incubación y eclosión de los huevos

Una vez que la caja nido esté lista, los periquitos empezarán a aparearse y la hembra pondrá huevos en la caja nido. La incubación de los huevos dura unos 18 días y durante este tiempo, los padres se encargan de mantener los huevos en una temperatura cálida y constante. Asegúrate de no molestar a los padres durante este tiempo y de que la caja nido esté en un lugar tranquilo.

Cuando eclosionan los huevos

Cuando los huevos eclosionan, los padres empiezan a alimentar a los polluelos con una papilla de semillas y agua que producen en su cloaca. Durante las primeras semanas, los padres estarán ocupados alimentando a sus crías y manteniéndolas calientes. Durante este tiempo, es importante que no los molestes ni interferas con el proceso, a menos que sea absolutamente necesario.

Problemas comunes durante la incubación y eclosión

A veces, hay problemas durante la incubación y eclosión de los huevos. Si esto ocurre, es importante actuar rápido para evitar que los polluelos se enfermen o mueran. Algunos de los problemas comunes incluyen:
  • Huevos no eclosionando: Si los huevos no eclosionan después de 18 días, puede ser que estén infértiles. Debes retirarlos de la caja nido para evitar que se deterioren y produzcan malos olores.
  • Pollos enfermos: Si un polluelo parece enfermo, debes llevarlo al veterinario inmediatamente. Si no están recibiendo suficientes alimentos o agua, es posible que necesiten ser alimentados a mano. Si el huevo no se rompe después de varios días, es probable que el polluelo no pueda salir y debes pedir ayuda veterinaria.
  • Agresividad entre los padres: Algunas veces, los padres pueden ser agresivos entre ellos, lo que puede causar serios problemas para las crías. Si esto ocurre, debes separar a los padres o retirar las crías de la jaula hasta que se haya resuelto el problema.

Alimentación y cuidado de periquitos bebés

Después de que los polluelos han nacido, los padres se encargan de alimentarlos y cuidarlos. Sin embargo, cuando los polluelos empiezan a moverse y a explorar, es posible que necesiten ayuda adicional. Aquí están algunas cosas importantes a tener en cuenta para alimentar y cuidar periquitos bebés:

Alimentando a los polluelos

Durante las primeras semanas de vida, los polluelos deben ser alimentados exclusivamente con la papilla que los padres producen en la cloaca. No debes intentar alimentarlos con otra cosa ya que esto puede dañar su sistema digestivo. Si uno de los padres muere o no está produciendo suficiente comida, debes alimentar a los polluelos a mano.

Preparando la papilla para periquitos bebés

Para preparar la papilla para periquitos bebés, debes utilizar semillas de periquito y agua. Debes mezclar las semillas con agua tibia hasta que se forme una pasta suave. Asegúrate de que la mezcla no esté demasiado seca ni demasiado húmeda. Debes alimentar a los polluelos con una jeringa sin aguja y asegurarte de que la comida no esté demasiado caliente o demasiado fría.

Cuidando la higiene del nido

Es importante mantener la caja nido limpia y seca para evitar infecciones y enfermedades entre los polluelos. Debes retirar la comida y los excrementos del nido diariamente y reemplazar el material suave y cómodo al menos una vez a la semana.

Proporcionando estimulación física y mental

Cuando los polluelos han crecido un poco, debes proporcionarles estimulación física y mental para que puedan desarrollar habilidades importantes. Puedes proporcionar juguetes y ramas para que puedan explorar su entorno. También debes animarlos a que salten y trepen para que puedan fortalecer sus músculos y desarrollar habilidades importantes.

Conclusión

Criar periquitos bebés puede ser una tarea desafiante, pero también es una experiencia gratificante. Es importante asegurarse de que los padres estén en buen estado de salud y proporcionarles una caja nido adecuada y un ambiente tranquilo para anidar. Durante la incubación y eclosión, es importante vigilar cualquier problema y asegurarse de que las crías estén recibiendo suficiente alimento y agua. Una vez que los polluelos han nacido, es importante mantener la caja nido limpia y proporcionarles estimulación física y mental para que puedan desarrollarse adecuadamente. Con estos consejos, podrás cuidar de periquitos bebés de manera exitosa y disfrutar de esta emocionante experiencia.